Después de perdido el barco, todos son pilotos

Este dicho va dirigido a todos aquellos que presumen de tener soluciones para todas las desgracias o problemas, pero solo después de haber ocurrido. Coincide con otro proverbio que afirma que «Los mejores pilotos están en tierra».