Ocio, ni para descansar

Este proverbio amonesta a los vagos y ociosos, y enseña lo poco aconsejable que es el no hacer nada en la vida. Escritores e ilustrados a lo largo de los siglos escribieron acerca de la ociosidad dejando clara que es nociva. Shakespeare dijo «Si todo el año fuera alegre vacación, divertirse resultaría más enojoso que trabajar».