Cuando el dinero habla, todos callan

Este refrán expresa el poder que tiene el dinero, ya que tristemente, vendiendo, comprando o sobornando se puede llegar muy lejos.