Alcalde nuevo, cárcel llena

Refrán que significa que todo político cuando entra en el cargo hace algún gesto populista para agradar a la gente, y así mejorar su imagen.