No hay quince malos

Refiriéndose a los años, es un dicho popular que afirma que la juventud no tiene defectos, y si los tiene, fácilmente se pasan por alto. Dice también que especialmente a esa edad, todos los jóvenes tienen algún encanto.