Ni tanto ni tan calvo que se le vean los seso

Nuevamente aquí tenemos otro refrán muy popular que simboliza la relación entre entre 2 extremos como puede ser la calvicie o una excesiva melena. Ataca por tanto a aquellas posiciones extremas ante la vida y aconseja irse más a posiciones intermedias y conservadoras, donde el riesgo sea menor y por tanto la seguridad sea en principio mayor. Se puede decir que más que el exceso critica más la escasez por hacer esa comparación final.