El rico come cuando quiere, el pobre cuando puede

Este refrán significa que para el rico todo son alegrías y placeres, mientras que para el pobre todo son tristezas y sinsabores.