Recordar es revivir

Este refrán pretende realzar la potencia de la memoria como valor positivo en la vejez. Cuando el tiempo pasó y ya no se pueden hacer determinadas cosas, bueno está poder recordar el pasado para satisfacer el espíritu. Además dice que mediante el recuerdo se puede volver a sentir emociones de igual manera que cuando sucedieron en el pasado.