Cumple con todos y fía de pocos

Aconseja no fiarse casi de nadie pero cumplir con todo el mundo. En palabras de Quevedo «El mayor despeñadero, la confianza».