El mozo por no saber, y el viejo por no poder, dejan las cosas perder



Este refrán da a entender que en la vida se produce la paradoja de que cuando se es joven y se pueden hacer cosas, muchas veces se posponen hasta que llega el punto en el que se es viejo y se está cansado por lo que se acaba por no hacerse nunca.


Refranes relacionados