Cantando se van las penas



Este refrán afirma que el cantar es un buen tratamiento para que se vayan las penas, ya que la música alegra el alma y la vida. Además si somos nosotros los que cantamos, se nos cambia el humor simplemente por pensar en la letra de lo que cantemos. Un buen remedio para las penas sin lugar a dudas.


Refranes relacionados