Contra la fortuna, no vale arte ninguna



Para todos los que creen en el destino, este refrán habla de que contra la fortuna de cada uno, no hay nada que hacer, puesto que el destino está escrito. También se puede usar para hablar de las malas personas que hacen sus fechorías y cuentan con el apoyo de la fortuna.


Refranes relacionados