Rascar por delante y desollar por atrás es de hijos de Satanás



Este refrán está dedicado a la gente falsa, que por un motivo u otro, tiene por costumbre adularnos en presencia y criticar en ausencia.


Refranes relacionados