Estás aquí: Inicio > Refranes de la Vida >

Escrito el 25 de junio del 2017

No se quiebra por delgado, sino por gordo y mal hilado

Este refrán pone el foco en las causas de los problemas, y saca una conclusión clara al respeto. Ante un error, un problema o un fracaso lo que suele ser capital es la calidad y no tanto la cantidad. Es por eso que aunque a simple vista la esbeltez pueda parecer un síntoma de debilidad, en realidad hay otras propiedades mucho más relevantes a la hora de evaluar la resistencia.


Refranes relacionados


Comentarios


facebook