No por mucho madrugar amanece más temprano



Este refrán enseña que no por hacer las cosas deprisa y corriendo, salen mejor. También se puede aplicar a las personas demasiado prevenidas, ya que no por eso se van a librar del posible mal. Por otra parte, es común que lo usen como excusa los dormilones para no levantarse a tiempo.


Refranes relacionados