Las penas son cadenas



Este refrán en términos económicos podría traducirse como que la deuda esclaviza. No obstante se refiere más bien al consuelo por las desgracias y a los cargos de conciencia. Claro está, se limita la libertad de obra o de pensamiento una vez que uno se ve afectado por estas cuestiones y por eso el refrán parece muy coherente.


Refranes relacionados