Hambre que espera hartura, no es hambre ninguna



Este dicho explica que el hombre con trabajo duro, si lo lleva con paciencia y constancia, obtendrá una buena recompensa, por el contrario, si no trabaja lo suficiente o si desespera, nunca se llegará a la prosperidad.


Refranes relacionados