Del partir de las tierrecillas nacen mil redencillas



Refrán que asegura que por lo general, cuando se reparte una herencia, todos los involucrados se enfrentan unos con otros para conseguir la mejor parte. Podría valer también para cualquier negocio o situación en la que se vieran partícipes dos o más personas.


Refranes relacionados