De lo poco, poco, y de lo mucho, nada



Este refrán va dirigido a todos aquellos que mientras viven en la modestia con lo justo se muestran ligeramente generosos, pero en cuanto alcanzan la fama o el capital se vuelven tacaños y mezquinos.


Refranes relacionados