Contra las adversidades y del tiempo la inclemencia, el escudo es la paciencia



Esta frase recomienda paciencia ante cualquier contratiempo o adversidad. Llama a la resignación y a la paciencia cuando el mal llega y no se puede poner remedio.


Refranes relacionados