Bien te quiero, bien te quiero, más no te doy mi dinero



Este refrán va dirigido a todos aquellos que prometen hechos, o dar dinero, pero nunca lo llegan a hacerlo, por su forma de ver la vida, puede que lleguen a mucho, pero no tendrán buenos amigos en los que poder confiar.


Refranes relacionados