Al delicado, poco mal y bien atado



Significa que el que está acostumbrado a que todo le sea fácil, se viene abajo con cualquier contratiempo, de la misma forma, el que está familiarizado con las situaciones difíciles, es difícil impresionarlo y que se altere.


Refranes relacionados